Tu nueva riñonera de cuero está hecha para durar y con un simple cuidado puede mantenerse en óptimo estado.

CUERO GENUINO CURTIDO AL VEGETAL

Pensalo como el vino: el cuero se pone mejor con los años. Se ve increíble a medida que envejece y va creando una pátina que es solo tuya, reflejo de su historia. Si se derrama algo encima, lo mejor es limpiarlo rápidamente con un paño seco, sin restregar. Dejalo secar naturalmente, lejos del sol. Las manchas de grasa pueden ser complicadas; y mejor evitar el contacto con jabones, tintas y alcohol que pueden modificar su apariencia.

Los cueros curtidos al vegetal se destacan por su calidad y por emplear un tratamiento no contaminante para el medio ambiente. Es un proceso tan antiguo como la historia del hombre y es hoy un fenómeno de redescubrimiento capaz de conjugar excelentes standards de producción sustentable.